¿Viajar en el tiempo? Si, se puede.

Viajar en el tiempo no es solo cuestión de máquinas, ¿sabías que nuestros sentidos también tienen una memoria? Un olor, un sabor, una canción pueden devolverte al pasado y con imaginación hacerte dar un salto al futuro. ¿Qué te puede llevar a la dulce infancia en un solo mordisco y que querrás tener siempre contigo en futuro?

¡Un crujiente pan untado con una sabrosa capa de mantequilla!

Pil te ayuda en este viaje con la mantequilla de siempre, de sabor único,  delicioso, porque está hecha con la mejor leche, baja en colesterol, libre de ácidos grasos trans y aceites hidrogenados.

Además Pil ha implementado productos similares de origen vegetal como la línea Reyna, un producto sano que se presenta de manera versátil.

¡Que hoy sea una día para viajar en el tiempo!