¿A QUÉ EDAD SE PUEDE COMENZAR A DARLE PAPILLA A LOS BEBÉS?

Muchas veces las mamás se preguntan, ¿Qué edad es la indicada para comenzar a darles papillas a los bebés?

Los bebés pueden empezar a tomar alimentos sólidos entre los 4 y los 6 meses si demuestran que ya están preparados para comerlos. Mientras tanto la leche materna es todo lo que le hace falta al bebé ya que el sistema digestivo del ser humano no está preparado para alimentos sólidos hasta los 6 meses de edad por norma general. Lo ideal es realizar un cambio progresivo, una etapa en la cual los bebés sigan tomando leche materna pero empiecen a comer papillas de frutas, verduras y cereales poco a poco alternando entre las tomas de leche.

Los bebés dan indicaciones evidentes de que ya pueden comer alimentos sólidos junto a las tomas de lactancia. Los más claros son los siguientes:

1. Mantenimiento erguido de la cabeza, que ya permanece firme.

2. Pérdida del reflejo de extrusión, el movimiento de la lengua que le ayuda a mamar. De otra forma la lengua empujaría la comida hacia fuera, cuando este reflejo se va de forma natural es un indicativo de que puede comenzar una dieta blanda.

3. Sentarse bien con apoyo. No es necesario que el bebé ya esté listo para tener una silla alta, basta con que pueda mantenerse sentado y erguido sobre alguna superficie.

4. Movimientos de masticación. La boca y la lengua se desarrollan a la par con el sistema digestivo. Antes de pasar a tomar alimentos sólidos debe ser capaz de tragar correctamente, un proceso que suele ir acompañado de la salida de los dientes.

5. Aumento de peso. Cuando los bebés alcanzan los 7 kilos de peso (generalmente a los 4 meses de edad) ya deberían estar listos para alimentos sólidos.

6. Incremento del apetito. El bebé cada vez tiene más hambre y la leche no le satisface lo suficiente incluso después de darle unas diez tomas diarias.

7. Interés por la comida. Comenzará a ver con curiosidad y apetito tu plato de comida, señal inequívoca de que quiere empezar a comer algo sólido.

Los bebés pueden empezar a comer cualquier alimento sólido siempre que este se le sirva en forma de puré. Generalmente se comienza por los cereales, pero es más una tradición que otra cosa ya el orden de introducción de los alimentos no es muy importante siempre que la dieta sea equilibrado. No obstante, para facilitar cualquier proceso digestivo por eso se recomiendan cereales, verduras y frutas como la manzana, el plátano, el durazno o la pera.

Antes de ofrecer la papilla es recomendable que el bebé sea amamantado o tome el biberón y después se le den unas pequeñas cucharadas de papilla, mezclándolas con leche materna o de fórmula para que sean semilíquidas. La cuchara debe ser de punta blanda para no dañar la encía y el alimento debe administrarse en pequeñas cantidades colocadas en la punta de la cuchara. Si el bebé no parece interesado en la papilla, haz que lo huela primero. Ten paciencia porque no va a comer mucho al principio y puede que le cueste algo de tiempo acostumbrarse a texturas y sabores nuevos, pero cuando se haya hecho a este tipo de comida podrás incrementar paulatinamente las cantidades día a día según el ritmo que vaya marcando su apetito.

Fuente: http://www.elblogdemibebe.com/2017/01/20/los-indicadores-comenzar-darle-papillas-bebe/