Cuida tus dientes

La higiene bucal es muy importante, pues de la salud de la boca depende la salud de todo nuestro organismo. Por esta razón la limpieza bucal diaria es fundamental para que no se acumulen bacterias, las cuales pueden echar a perder nuestros dientes. Tienes que tener cuidado con tu alimentación, saber cómo cepillarte los dientes correctamente, e ir a visitar tu dentista al menos dos veces al año.

La alimentación y las caries

Las bacterias en la boca producen ácidos cuando comemos. Esos ácidos pueden dañar la superficie de los dientes, favoreciendo a la aparición de caries. Tomar en cuenta lo siguiente:

  • Masticar bien los alimentos (la saliva rebaja la acidez).
  • Beber agua (rebaja la acidez).
  • Cepillarse los dientes después de comer.
  • Evita comer chucherías o snacks entre las comidas, o tomar bebidas azucaradas.

Cepillarse los dientes

Sin duda, el momento más importante para cepillarse los dientes es antes de ir a dormir, porque durante la noche nuestra boca produce notablemente menos saliva, y por lo tanto nuestros dientes están menos protegidos de los ácidos producidos por las bacterias.

El método de cepillado recomendado es desde la encía hasta el diente, pasando uno a uno cada diente en su lado exterior e interior. Se trata de masajear el diente, no de cepillarlo con furia. Después hay que cepillar también la parte superior de los dientes.

No olvides cambiar de cepillo cada 2 o 3 meses, y tienes que usar una pasta de dientes buena.

OJO con el alcohol

El alcohol es un estimulante de enfermedades orales. Su consumo excesivo cambia el pH de la cavidad bucal. Es importante regularlo para mantener la estabilidad de la flora bacteriana.

Evitar el cigarrillo

El cigarrillo irrita los dientes, las encías y la lengua. Su consumo, por mínimo que sea, genera retardos en la cicatrización y el recambio celular que hacen parte del buen funcionamiento de la cavidad oral. También produce manchas en los dientes y mal aliento.

 KIT de higiene oral

  1. Cepillo de dientes.
  2. Crema dental con fluor.
  3. Enjuague bucal.

¡Finalmente asegúrate de visitar al dentista al menos dos veces al año!