Aumenta tu energía vital

¿Tienes la suficiente energía  para hacer frente a tu vida diaria? ¿Qué haces para mantener lleno tu depósito de energía vital?

La energía es la fuerza vital que hace que nuestro cuerpo este animado, fuerte, sano y lleno de juventud. Nos permite hacer frente a todas las actividades diarias.  La clave esta en no gastar más de la que tienes. No importa la edad que se tenga, si sabemos cómo empezar a poner en circulación nuestra energía, y aprender a usarla de forma creativa y enfocada, nuestro cuerpo no solo gozara de salud y vitalidad, sino de una gran creatividad y voluntad.

Cuando tu nivel de energía vital es adecuado, tu cuerpo funciona bien, tanto a nivel físico, como mental y emocional.  ¿Cómo restablecer o aumentar nuestra energía?

Cuida tu alimentación

Consume alimentos frescos y más naturales, alimentos que aportan energía al cuerpo, como los frutos secos (nueces, almendras, maní, pistachos, etc.), las semillas (chía, ajonjolí o sésamo, pipas de girasol, etc.), los germinados (ricos en enzimas), los vegetales, las frutas, el salmón, el atún, los mariscos, etc.

Por medio de la respiración

La respiración, es la captación de oxígeno el cual se convierte en energía vital en nuestro cuerpo. Por eso, la forma de respirar es esencial para el organismo. Si estas bajo de energía o depresivo y ansioso,  necesitas aprender a respirar mejor. Puedes ayudarte con una clase de yoga o en casa puedes aumentar tu energía aprendiendo a respirar de forma abdominal.

Nuestros pensamiento aportan o restan energía al cuerpo

Los pensamientos son energía, los cuales como el alimento físico, pueden restarle o aportarle en mayor o menor grado energía al cuerpo. Los neurólogos acuerdan en que el cerebro humano gasta un 20% de su energía en pensar. Sin embargo, hay modos de pensar, que en verdad gastan energía, como el resolver problemas, el pensar en deudas, carencias, en cosas que nos provocan miedo, tensión, etc.

Para mantener tu energía vital en un nivel adecuado realiza actividades que te aportan energía. No esperes a encontrarte en estados de agotamiento. Por el contrario, como si se tratase de una piscina que cada día llenas con agua para que siempre esté al mismo ras, integra en tu vida hábitos y actividades que te permitan generarla y conservarla.

¿Cómo lo hago? 

Enumera las cosas que te gustan, que te hacen sentir bien, que te alegran, con las que disfrutas y te llenas de fuerza y optimismo. Te indicamos algunas posibilidades, aunque la lista es personal:

– Dar un paseo por el parque

– Bailar

– Escuchar esa música que tanto te gusta

– Ir al cine

– Llamar o encontrarte con una amiga/o

Piensa en cuáles de ellas te gustaría incorporar a tu vida y elabora un plan de acción, indicando cómo y cuándo las vas a desarrollar. Ahora haz una lista de aquellas cosas que te restan energía, que te alejan de tu bienestar. Por ejemplo:

– Escuchar las quejas de ……

– Comer de forma poco saludable

– Dormir poco

– Beber mucho

– Pensamientos negativos

¿Cuáles de las cosas que te restan energía quieres eliminar de tu vida? ¿Cuál es tu compromiso y plan de acción para conseguirlo? Escríbelo.

Fuente:https://www.sanacionybienestar.com/blog/aumenta-energia-vital/